Pericia de Identificación Forence

 
Curriculum Vitae | Album de fotos | Aficiones | Pericia de Identificación Forence | Enlaces
 
Pericia de Identificación Forence
 
 
Ricardo Gonzales Samillan
El presente trabajo, ha sido elaborado, desde la óptica de mi profesión de Magistrado(fiscal), con el tema del curso y que en la localidad donde laboro( Tarapoto) está causando polémica.
ACUERDO PLENARIO Nº 2-2007/CJ-116 .
señala que las Pericias Oficiales “gozan de una presunción iuris tantum de imparcialidad, objetividad y solvencia” no siendo necesario su ratificación en juicio oral, dado que “ Si las partes no interesan la realización del examen pericial o no cuestionan el dictamen pericial, expresa o tácitamente -lo que presupone el previo conocimiento del dictamen y acceso a sus fuentes- es obvio que su no realización en nada afecta el derecho a la prueba ni los principios que la rigen. Por el contrario, si las partes lo solicitan o requerida la concurrencia de los peritos y éstos -por cualquier motivo- no concurren, el análisis de la eficacia procesal del informe pericial estará dado por las características del cuestionamiento formulado, la necesidad objetiva del examen pericial solicitado y los recaudos de la causa. En estos casos, la regla será la pérdida de eficacia probatoria autónoma de la pericia, a menos que las objeciones de las partes -debidamente explicitadas- carezcan por entero de entidad, por ser genéricas o formularias, o por ser tardías o extemporáneas.Acabas de entrar en la página principal de mi web. Aquí podrás encontrar diversas secciones interesantes que espero mejorar e incrementar con el tiempo..
Ir A... Artículo 378 del Código Procesal Penal.
 
Imagen
EL VALOR JURIDICO DE LAS PERICIAS DE IDENTIFICACIÓN FORENSE REALIZADAS EN LAS DILIGENCIAS PRELIMINARES SEGÚN EL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL.
EL VALOR JURIDICO DE LAS PERICIAS DE IDENTIFICACIÓN FORENSE REALIZADAS EN LAS DILIGENCIAS PRELIMINARES SEGÚN EL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL.


Según el Nuevo Código Procesal Penal vigente en algunos distritos judiciales del Perú, señala como etapas del proceso penal: 1.- La Etapa de Investigación Preliminar o de Diligencias Preliminares a cargo del Fiscal. 2.- La Etapa de Investigación Preparatoria, cuya dirección igualmente le corresponde al Ministerio Público. 3.- La Etapa Intermedia a cargo del Juez. 4.- La Etapa de Juzgamiento, dirigida por el Juez. 6.- Etapa Impugnativa dirigida por el Juez.

El artículo 173 inciso 1 y 2 del Código Procesal Penal prescribe que “El Fiscal podrá nombrar o designar peritos; al igual el artículo 330 inciso 3 del mismo código, señala que “El Fiscal en las diligencias preliminares tan pronto tenga conocimiento de un delito… podrá constituirse inmediatamente en el lugar de los hechos con el personal y medios especializados necesarios y efectuar un examen con la finalidad de establecer la realidad de los hechos, y en su caso impedir que el delito produzca consecuencia ulteriores y que se altere la escena del delito”, lo que implica, que en la Etapa de diligencias preliminares el Fiscal, podrá disponer la actuación pericial, para determinar la existencia de un delito y la identificación de los autores, sin embargo, la interrogante surge respecto de que valor jurídico tienen estas pericias en un proceso penal, ¿son actos de investigación o actos de prueba?.

Al respecto el artículo 325 del Código Procesal Penal señala:
• “Las actuaciones de la investigación sólo sirven para emitir las resoluciones propias de la investigación y de la etapa intermedia. Para los efectos de la sentencia tienen carácter de acto de prueba las pruebas anticipadas recibidas de conformidad con los artículos 242 y siguientes, y las actuaciones objetivas e irreproducibles (Prueba Preconstituida) cuya lectura en el juicio oral autoriza este Código.
• Sobre éste punto, el articulado antes mencionado, indica que las diligencias o actuaciones realizadas (ejemplo las pericias) en la etapa de investigación (sea en la etapa de Investigación Preliminar o Preparatoria), sólo tiene el valor de un acto de investigación, actos de investigación que sólo podrán sustentar pedidos o requerimientos efectuados hasta la etapa intermedia, pero no para dictar una sentencia que por regla general se dicta en la etapa de juzgamiento.
• Siendo así se tendría que pensar que las Pericias actuadas en la Etapa de Investigación Preliminar sólo tendrían en carácter de actos de investigación, y no podrán sustentar un sentencia, porque el artículo 325 prescribe que para expedir una sentencia sólo se basan en pruebas y ésta son: La Prueba Anticipada y las Actuaciones Objetivas e Irreproducibles, más aún si el artículo 393 inciso 1 prescribe que para la deliberación de la sentencia el Juez Penal “No podrá utilizar para la deliberación pruebas diferentes a aquellas legítimamente incorporadas en el juicio”, es decir, indica que una para sustentar una sentencia se tiene que valor actos de pruebas y no actos de investigación.

El artículo 383incisos 1 numeral “c”” del Código Procesal Penal señala que sólo podrán ingresar como acto de prueba documental Los Informes o Dictámenes Periciales o Actas de Debate pericial cuando se produzcan las siguientes circunstancias:

1. Que se hayan actuado en las etapas previas al juzgamiento (Investigación Preliminar o Preparatoria) con la concurrencia o emplazamiento de las partes.
2. Que el Perito no hubiese podido concurrir al juicio por fallecimiento, enfermedad, ausencia del lugar de su residencia, desconocimiento de su paradero o por causas independientes de la voluntad de las partes.
E incluso el artículo 383 inciso 2 del Código Procesal Penal indica “que otro documento o acta que pretenda introducirse al juicio mediante su lectura no tendrá ningún valor probatorio”, lo que implica, que en un delito de homicidio o violación sexual, cuyos autores se desconoce, se realizan exámenes periciales en la víctima de manera urgente e inaplazables con el fin de determinar la existencia del delito e identificar sus autores, donde no existe imputación formal contra persona determinada y en consecuencia no hay apersonamiento de abogado defensor alguno, razón por la cual no se notificación en la actuación de dicha pericia a ninguna de las partes, en caso que el Perito no llegue a Juicio Oral para su respectivo examen pericial conforme lo ordena el artículo 378 del Código Procesal Penal, dicha pericia no podrá ser incorporada no como Prueba Pericia ni como Prueba Documental, así lo prohíbe el artículo 383 inciso 2 del código adjetivo, dado que no se emplazó (notificó) ni mucho menos concurrió en su actuación las partes( imputado o abogado defensor).

Al respecto considero que el tratamiento de la Prueba Pericial en el Nuevo Código Procesal Penal no se ha sido regulada debidamente, por cuanto, por regla general se le da el carácter de actos de investigación, y se convierte en actos de prueba cuando el Perito llega a juicio oral y examinado por las partes, sin embargo, hay situaciones como las explicadas en el punto anterior que pueden generar impunidad, porque el artículo 383 inciso 1 numera “c” señala que excepcionalmente una pericia antes el juicio oral podrá convertirse en actos de prueba cuando haya sido actuada con la participación de las partes o con la notificación respectiva a ellas.


Sin embargo, consideramos que en la etapa de diligencias preliminares, cuya actuación es urgente e inaplazable, es necesario e imprescindible la actuación de prueba pericial, por lo que debe considerarse, los exámenes periciales como una diligencia objetiva e irreproducible, que en doctrina y jurisprudencia se llaman pruebas Preconstutída, reguladas en el artículo 325, 383 inciso 1 numeral “e” y 425 inciso 2 del Código Procesal Penal.

El artículo 383 inciso 1 numeral “e” señala que son oralizables como prueba preconstituídas las diligencias objetivas e irreproducibles que se hayan actuado antes del juicio oral, per que estén contenidas en Actas y no en Informes o Dictámenes Periciales, razón de ello es que éste tipo de diligencias los regula en el inciso “c” del artículo 383 del Nuevo Código Procesal Penal.

Considerar a las pericias de identificación forense actuadas en la etapa de diligencias preliminares o investigación preliminar, como diligencias objetivas e irreproducibles, sería dotarle del valor jurídico de acto de prueba, no siendo necesario los requisitos exigidos en el inciso “c” del artículo 383(Concurrencia o emplazamiento de las partes para su actuación), por cuanto, como es sabido la mayor parte de pericias se realizan en ciudades capitales, sin embargo, las investigaciones son llevadas en provincias lejanas, de tal manera que cuando se va a llevar a cabo el Juicio Oral se tiene que notificar a los peritos quienes tienen que viajar desde sus centros laborales al interior del país descuidando la elevada carga laboral y generando un gasto para el Estado en Viáticos e incluso en muchos casos los peritos llegan y los juicios orales no se llevan a cabo por inasistencia de las partes, circunstancia que genera una pérdida de tiempo y gasto para el erario nacional.; e incluso el Acuerdo Plenario N° 2-2007(CJ-116 que los principios han de acomodarse a la realidad social, la presencia ineludible de los peritos que la elaboran impediría la eficacia de la función pericial de esos organismos pues se dedicarían a concurrir a cuanto órgano judicial los cite con mengua efectiva a su labor de auxilio a la justicia.

Igualmente es de tener presente que el ACUERDO PLENARIO Nº 2-2007/CJ-116 señala que las Pericias Oficiales “gozan de una presunción iuris tantum de imparcialidad, objetividad y solvencia” no siendo necesario su ratificación en juicio oral, dado que “ Si las partes no interesan la realización del examen pericial o no cuestionan el dictamen pericial, expresa o tácitamente -lo que presupone el previo conocimiento del dictamen y acceso a sus fuentes- es obvio que su no realización en nada afecta el derecho a la prueba ni los principios que la rigen. Por el contrario, si las partes lo solicitan o requerida la concurrencia de los peritos y éstos -por cualquier motivo- no concurren, el análisis de la eficacia procesal del informe pericial estará dado por las características del cuestionamiento formulado, la necesidad objetiva del examen pericial solicitado y los recaudos de la causa. En estos casos, la regla será la pérdida de eficacia probatoria autónoma de la pericia, a menos que las objeciones de las partes -debidamente explicitadas- carezcan por entero de entidad, por ser genéricas o formularias, o por ser tardías o extemporáneas.
Acabas de entrar en la página principal de mi web. Aquí podrás encontrar diversas secciones interesantes que espero mejorar e incrementar con el tiempo..

 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión